LOS RETOS Y LOS DESAFIOS

“ Pregúntate en cada cosa: Qué habría hecho el Señor ? y hazlo. Es tu única regla, la regla absoluta “ Charles de Foucauld

Sin la fe miramos, pero no vemos. Las historias de lucha y superación personal son historias de resurrección. Son historias que interpretadas a luz de la Resurrección son historias de trascendencia y de VIDA ETERNA.  A través de los retos y desafíos que nos plantea la vida, ponemos a prueba nuestras capacidades y habilidades, también nuestra fe, y gracias a ello pueden convertirse en experiencias de Dios, de resurrección. Si nunca hemos necesitado la ayuda de Dios, posiblemente nunca lo hayamos hecho presente en nuestras vidas.

La vida pone a las personas ante retos y desafíos donde se juega el ser o no ser de la persona. Momentos donde se pone a prueba nuestras capacidades y nuestra fe. Por ese motivo son momentos existenciales donde podemos encontrar a Dios, y gracias a Dios superar dichas dificultades. Son momentos que marcan el paso del Señor por nuestra vida, como si de una Pascua permanente se tratara, y donde podemos experimentar la muerte y la resurrección. No hay salvación sin resurrección, ni hay resurrección sin cruz. Tampoco existe la VIDA ETERNA sin resurrección, porque lo que da la VIDA ETERNA es la vivencia de la fe en Cristo Resucitado.

 La fe no es certeza, no es seguridad, la fe es confianza y esperanza, y gracias a la fe el ser humano está llamado a vencer y a sobreponerse a grandes problemas y dificultades. A través de las experiencias de dolor, del mal y del sufrimiento, y de la cruz en definitiva, podemos encontrar a Dios, y Dios se hace presente en nuestras vidas para vencer dichas dificultades.

“ Darse del todo al Todo, sin hacernos partes  El amor, para que sea auténtico, debe costarnos No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor El que no sirve para servir, no sirve para vivir. “ Santa Teresa de Jesús.

“ Aprovecha todos los recursos que ofrece el entorno de tu vida, por pequeños que sean. Cada uno de ellos te ayudará y te hará crecer. “ Sebastian Taltavull. Obispo”