LA AMISTAD

“No hay Amor más grande que aquel que da la vida por sus amigos“  (Juan 15:13-17)

La amistad es por excelencia el ámbito afectivo de la libertad. La amistad es el mayor acto de libertad. También nuestra amistad con Jesús. A través de los amigos aprendemos a querer y compartir, por eso es un don de Dios, y la auténtica amistad es considerada una gracia de Dios. La amistad es por todo ello una fuente de realización de la persona, y de enriquecimiento de nuestro ser. Una autentica amistad transciende la muerte y es capaz de superar los límites del tiempo, por ello es una manifestación de Dios en la historia, un elemento de transcendencia del individuo dentro de la vida, así como una huella o un legado que dejamos en las personas que hemos querido de manera auténtica. A través de la amistad trascendemos y su legado nos transciende dentro de la historia.

“ Sin amigos, nadie querría vivir” Aristóteles

“ El amigo, permanecerá amigo para siempre, incluso en la otra vida “ Proverbio